Crear un Equipo para TRABAJAR EN EQUIPO



"Esto se consigue trabajando en equipo". "Tenemos que trabajar en equipo". "Comportemos como un equipo"...

Una de mis grandes aficiones siempre ha sido el baloncesto. De hecho durante casi veinte años lo he practicado a nivel federado con relativo éxito en los clubes donde he jugado.
Al hilo del comienzo del articulo, donde he reflejado frases que todos solemos escuchar y decir en nuestras Organizaciones, he recordado a un entrenador que tuve una temporada y que nos fascinaba a todos cuando pedía un tiempo muerto. Siempre decía lo mismo: "jugar mejor". Después de los años que han transcurrido no sé a ciencia cierta si lo decía porque confiaba tanto en nuestro talento individual, por lo que nos invitaba a ponerlo sobre la cancha, o realmente es que no tenía más idea.
Creo que la respuesta estuvo en la pretemporada...

Para pedir a un grupo de personas que trabajen en equipo, o que "jueguen mejor", hemos de haber pasado por muchas etapas anteriores, y que en ocasiones no tenemos en cuenta, porque tal vez pensamos que un conjunto de individuos, conforman un equipo.

Lo primero es "crear el equipo". Muchas veces tenemos la creencia equivocada de que con las aptitudes individuales de las personas es suficiente. Esto es un gran error, porque el éxito de un equipo reside en la inteligencia colectiva del mismo, y que se da cuando todos los miembros del mismo colaboran bien entre si, o lo que es lo mismo, el buen aprovechamiento de las sinergias.

A partir de aquí, y de haber juntado un grupo de personas es cuando podemos comenzar a formar un equipo. Para ello necesitamos al entrenador o líder apropiado. Y digo apropiado porque debemos tener en cuenta el nivel de desarrollo que ya tenga ese grupo, además de los talentos individuales que componen el mismo, porque debe ser la persona que tiene que intentar establecer el equilibrio en este conjunto.
Ahora es cuando empieza la verdadera pretemporada.

Tener fijado un objetivo claro es fundamental para un equipo, porque es el que da sentido al mismo, y por el que se puede medir su desarrollo.
Es fundamental conocer las aptitudes individuales de los miembros del equipo. Saber cuales son sus competencias hace que podamos delegarles unas funciones concretas. Si sabemos lo que cada uno puede aportar, lo tendremos en el lugar mas adecuado a su capacidad.

Hacerles saber que lugar ocupa cada personas dentro del grupo es esencial. No por no ser "titular" en el equipo significa que sea menos importante. Hay casos como en el baloncesto profesional norteamericano, que ser el "sexto hombre" es mucho mas importante que ser titular. Para ello hay que tener la capacidad suficiente como entrenadores para hacérselo saber, demostrando con hechos porque cada uno ocupa el lugar que tiene. Después de eso, además, nosotros como entrenadores o lideres de ese equipo estamos obligados a hacerles mejorar día a día, para que llegado el momento, nuestra plantilla esté compuesta al completo por "titulares", y que juegue quien juegue, pueda hacerlo bien. La polivalencia de las personas, sobre todo en equipos pequeños es fundamental.

Otro de los pilares importantes es el compromiso de los miembros del equipo con los objetivos del mismo. Ya sabéis que yo pienso que el compromiso no se pide, sino que el compromiso se genera, y aquí es donde entramos nosotros. Esta responsabilidad es nuestra.
Debemos dar valor y sentido al grupo. Debemos equilibrar lo que decimos con lo que hacemos, lo que pedimos con lo que queremos. Somos responsables de dar valor al conjunto de nuestra misión, que no es otra que la de lograr los objetivos que nos hemos propuesto. Y para todo esto, además debemos de ser ejemplo continuo de todo, pero fundamentalmente, ejemplo de comportamiento.

A nuestros equipos tenemos que mantenerles informados del desarrollo  y de los resultados que estamos obteniendo continuamente. Para que las personas se sientan importantes, hay que hacerles saber lo que el equipo está consiguiendo a través del trabajo que están aportando cada uno de ellos. Una comunicación fluida y efectiva, aumenta el nivel de compromiso del que hablabamos anteriormente.

Después de todo esto, debemos de ser capaces además de reconocerles el esfuerzo por el trabajo realizado. Y digo ser capaces, porque el elogiar a las personas no nos pone en una situación de desventaja como lideres. Al contrario, lo que ocurre es que nos refuerza ante ellos, ya que verán que su desempeño no cae en el olvido.
Este punto es de los mas importantes, ya que es uno de los que más refuerza al propio equipo.

De nosotros depende además contagiar el entusiasmo necesario, la actitud positiva adecuada, el optimismo realista que cada situación requiere, el transformar los retos y dificultades en oportunidades, etc, etc.

Volviendo a mi pasado baloncestistico, y a la etapa con aquel entrenador, ahora entiendo porque nos pedía que "jugásemos mejor", y es que durante la pretemporada se dedicó a cumplir con todos los puntos anteriores y alguno más, por lo que comprendo que lo que nos pedía era que pusiésemos en juego todos los valores que se había preocupado en inculcarnos, y que unido a las aptitudes individuales que teníamos cada uno de nosotros, debía hacer que ganar los partidos, nuestro objetivo al fin y al cabo, estuviese más cerca.

En nuestro caso concreto como Líderes de equipos el ejemplo es similar. No podemos pedirles a las personas que trabajen en equipo, y mucho menos resultados, si antes no hemos invertido el tiempo necesario en su creación y formación.

Y tú, ¿tienes el equipo preparado para pedirles que "jueguen mejor", o tal vez tengas que hacer la pretemporada?



José Lorenzo Moreno López

Comentarios

  1. En el Blog defines lo que es liderar talento perfectamene. Me da la impresión de que así lo haces, sino sería complicado plasmar estas letras con tanto sentido. La confianza y la ilusión depositada en las demás personas se percibe recíprocamente. Dedicar tiempo a los valores y descubrir las aptitudes de cada persona, es el resultado de crear responsabilidad, talento, dedicación e ilusión, haciendo del trabajo una oportunidad de crecimiento personal; Entrelazar estos tesoros en equipo es el resultado del mejor de los proyectos de éxito.

    De nuevo enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Gracias de nuevo Nube. Eso es lo que intento continuamente. Sin el equipo no somos nada, y nuestros objetivos no serían realizables sin el. Dar valor al conjunto, y que las personas se sientan identificadas con el proyecto, es el primer paso en el camino del exito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares